El lenguaje maltrata y estigmatiza a la vejez


La inclusión y la significación positiva de las personas adultas mayores se promueve y consolida desde una comunicación respetuosa y responsable

En el marco del 15 de junio, “Día Internacional contra el abuso y el maltrato hacia la vejez”, Esteban Franchello, Leandro Laurino y Mariana Rodríguez, comunicadorxs, especialistas en gerontología, reflexionan sobre la relevancia de la comunicación a la hora de desarticular prejuicios, estereotipos y construir un nuevo significado de la vejez.

En 2014, ante la ausencia de materiales que problematicen el abordaje de la vejez en los medios de comunicación, la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores elaboró la “Guía para comunicar con Responsabilidad sobre las Personas Mayores” que “permite pensar acerca de la relevancia del lenguaje y la comunicación en la construcción del mundo y en la consolidación de derechos”, expresaron lxs especialistas.

La guía brinda un anclaje en la situación demográfica del país que, hoy, a cinco años de su redacción, precisa ser actualizada. En principio, Argentina ya presenta el 15,4% de su población conformada por personas adultas mayores, esto es, de 60 años o más. Claro que su crecimiento no se detuvo ni se detendrá. Se estima que para el año 2050, nuestro país estará compuesto por el 26,3% de personas mayores.

“La guía es una invitación a pensar desde qué marcos comunicamos sobre aquellas cuestiones que refieren o están vinculadas a las personas adultas mayores y también invita a ampliar la miradas”, explica Franchello. En un claro contexto de envejecimiento y de feminización del envejecimiento, “tenemos que abordar el lenguaje y la comunicación desde un enfoque de derechos humanos y una perspectiva de géneros”, resalta Rodríguez.

Algunas de las principales recomendaciones la guía propone: “Las personas mayores deben ser consideradas y construidas comunicacionalmente como sujetos de pleno derecho y no como objetos de cuidado o intervención; resignificar la vejez como un momento enriquecedor, activo, pleno y gratificante, con pérdidas y ganancias como en todas las etapas del curso de vida; evitar las expresiones e imágenes que colaboran con la estigmatización de la vejez; incorporar el enfoque de género y diversidad sexual en las comunicaciones vinculadas a las personas mayores”, entre otras.

“La guía no interpela sólo a quienes trabajan en la comunicación sino que es un desafío y una obligación que se extiende a la sociedad toda”, señala Laurino.  Desde este esquema, lxs comunicadores promueven la construcción de una “Cultura del Buentrato”, entendida como el conjunto de valores y acciones que, puestos en práctica con los otros, generan un sentimiento de respeto y reconocimiento mutuo y favorecen el desarrollo personal y comunitario.

Porque como señala también Porota Vida, un colectivo comprometido que aboga a favor de un nuevo significado de la vejez: “sin estereotipos hay buen trato”. Y en ese camino, los medios son herramientas imprescindibles para crear nuevas formas de mirar y comunicar acerca de las personas mayores.

“Cada palabra es un instrumento importante para provocar un cambio cultural que nos permita construir representaciones sociales positivas de la vejez y del envejecimiento”.

Les compartimos la “Guía para comunicar con Responsabilidad sobre las Personas Mayores” completa y el excelente video realizado por Porota Vida.

VER PDF

© 2019 ALGEC - Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?