Inflación y ajuste, menos derechos para las personas mayores en Argentina


Según un nuevo informe realizado por Algec, Cepa y Ceppema, en los últimos cuatro años los medicamentes se incrementaron casi un 245%.

El escaso aumento de los haberes jubilatorios y la suba sostenida de los medicamentos marcan un estado continuo de pérdida de derechos de las personas adultas mayores que constituyen el 15,6% de la población. Así, lo indica el análisis realizado por Algec (Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria, Cepa (Centro de Economía Política) y Ceppema (Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores).

De 2015 a 2019, la inflación de los medicamentos usuales aumentó un 244,33% mientras que algunos de carácter esencial alcanzaron más del 540%. Puntualmente en 2018, el promedio de los precios de los principales 50 medicamentos llegó al 53,24% y se ubicó por encima de la inflación anual que cerró en 47,6%, de acuerdo a las estimaciones del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censo).  Como si esto fuera poco, solamente en el mes de enero de 2019, el promedio subió 2,84 puntos porcentuales más.

La gravedad de esta situación es mayor en virtud de la modificación de la Resolución N° 005 de PAMI que agrega condiciones sumamente extraordinarias para poder acceder al subsidio del 100% de cobertura en medicamentos: tener ingresos inferiores a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliado a un sistema de medicina pre-paga, no ser propietario de más de un inmueble, no poseer un vehículo de menos de 10 años de antigüedad y no poseer aeronaves o embarcaciones de lujo. Todo esto se traduce en una clara disminución del acceso de las personas jubiladas a esta prestación.

Esta situación es aún más crítica si se consideran los relevantes aumentos de medicamentos para patologías específicas. Por ejemplo, Acenocumarol (Sintrom) es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) en personas que padecen arritmias cardíacas, su valor se incrementó el 540,78%; Fluticasona+salmeterol (Seretide) para patologías respiratorias subió su precio en un 314,13% ($1.859,21); Etoricoxib (Arcoxia) es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza para el dolor crónico de patologías osteoarticulares como artrosis y artritis reumatoidea  y aumentó el 296,5%.

Los datos son contundentes y marcan una clara disminución de los derechos humanos de las personas mayores en Argentina. Esto permite recordar que son las condiciones económicas y materiales y la ausencia de políticas públicas las que generan vulnerabilidad y no la mera cuestión etaria. Argentina adhirió a la Convención Interamericana de Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores y en 2017 promulgó la Ley 27.360. Es fundamental y necesario que este instrumento normativo se constituya cuanto antes como un marco fáctico, concreto y real para atender y garantizar los derechos de las personas mayores.

Informe completo para descargar: clic aquí

© 2019 ALGEC - Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?