El buentrato como esencia para la construcción de los significados y de los vínculos sociales


Hace 2 décadas la Asamblea General de las Naciones Unidas reconocía la violencia hacia las personas mayores como un problema social invisibilizado y declaraba el 15 de junio como “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez”, con el objetivo de difundir la temática a través de acciones y políticas de sensibilización e información.

En 2015, tras varios años de esfuerzo y trabajo conjunto entre muchos países que impulsaron la promulgación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, el documento elaborado definía claramente al maltrato como la “acción u omisión, única o repetida, contra una persona mayor que produce daño a su integridad física, psíquica y moral y que vulnera el goce o ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales” y reafirmaba “la obligación de eliminar todas las formas de discriminación, en particular, la discriminación por motivos de edad”.

De manera sistemática y desde diferentes ámbitos -públicos, privados y sociedad civil- se han venido desarrollando múltiples acciones y actividades de reflexión y prevención sobre diferentes tipos y situaciones de maltrato que pueden sufrir las personas mayores. Particularmente, desde ALGEC también buscamos indagar, develar y hacer hincapié en aquellas instancias que no son tan simples de identificar como dañinas y/o discriminatorias que se cometen contra las personas mayores y que atentan contra su dignidad: por ejemplo, el lenguaje estigmatizante expresado a través de ciertas frases cotidianas, imágenes y representaciones que circulan en los medios de comunicación y en los espacios de nuestra vida cotidiana, más aún en un contexto pandémico como el actual.

En tal sentido, la comunicación entendida como “construcción de vínculos y sentidos”, siguiendo la concepción del uruguayo Gabriel Kaplún, nos interpela y nos compromete a estar atentos/as al lenguaje como posible forma de maltrato. La violencia simbólica no sólo atenta contra la identidad de quienes hoy transitan la vejez, sino también contra la de quienes serán personas viejas en un futuro.

Por eso, en ALGEC concebimos el BUENTRATO como esencia para la construcción de los significados y de los vínculos sociales. Nuestra acción gerontológica se alinea con la tradición comunitaria que destaca la generación de lazos afectuosos, respetuosos y solidarios y que se compromete con un mundo con vejeces dignas, libres de discriminación y de malos tratos.

© 2021 ALGEC - Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?