Un nuevo año comienza…


Sin duda, el 2020 quedará grabado en la memoria colectiva del mundo entero. Ha sido un año difícil,  doloroso y angustiante.

Sin saber cómo, tuvimos que enfrentar esta experiencia inesperada y compleja: vivir, envejecer en pandemia. Los sistemas sanitarios y económicos evidenciaron sus falencias y desigualdades.

En este contexto, la virtualidad se fue constituyendo como un espacio para pensar, generar debates y reflexiones. Durante todos estos meses nos hemos encontrado entre pantallas y nos hemos conectado desde el deseo potente de visibilizar la relevancia de abordar los temas relacionados a la vejez y el envejecimiento desde un enfoque de derechos humanos.

El virus anuló los abrazos y los encuentros, pero permitió, entre otras cosas, problematizar la discriminación naturalizada, poco interrogada, y habitual cometida contra las personas mayores. Falta mucho por hacer al respecto, por eso, en este nuevo año, tenemos que reforzar el compromiso de la lucha contra el viejismo en cada uno de nuestros países.

Con más preguntas que respuestas, seguramente, aprendimos mucho más de lo que hoy podemos analizar e identificar desde la conciencia. El tiempo hará lo propio para permitir que emerjan las explicaciones y las develaciones…

Mientras tanto, la propuesta de quienes integramos ALGEC es que sigamos esperando en acción. Que aguardemos la llegada de algunas certezas tratando de consolidar y ampliar los derechos de las personas durante todo el proceso de envejecimiento.

Por un mundo equitativo e inclusivo. Por un 2021 con salud y con abrazos. Gracias por acompañarnos…

© 2022 ALGEC - Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?