Por la visibilización de nuevas representaciones de las mujeres mayores en los medios de comunicación

En el Día de la Mujer y para continuar en el camino del empoderamiento, resaltamos la relevancia de construir nuevos significados acerca de “qué es ser una mujer mayor”

Por la Esp. Mariana Rodríguez

La lucha por la conquista de derechos de las mujeres incluye un cambio cultural que involucra a toda la sociedad y a los medios de comunicación. Que la mujer ya no sea construida como “la eterna y única encargada de la limpieza y el cuidado de los hijos e hijas” en las publicidades, por ejemplo, es resultado de un proceso de reflexión y de demandas del colectivo femenino que hace muchos, muchísimos años viene reclamando igualdad de oportunidades y de participación que los varones en los distintos ámbitos.

En este contexto, la mujer mayor tiene que enfrentarse a una sociedad que la discrimina por el hecho de ser mujer y por haber llegado a la vejez, por ser vieja. Hay una naturalización del viejismo (esto es, la discriminación basada en la edad) en las imágenes de cine y TV, las fotografías y los discursos de publicidades que le dicen a las mujeres: “¿Estás lista para revertir el paso del tiempo en tu piel?”; “La crema antiage para los signos de la edad más visible”; “Cómo prevenir el envejecimiento”; y hasta aconsejan, “Vive la vida al máximo sin que se note el paso del tiempo en tu piel” o “Reflejá la juventud de tu espíritu”.

Estamos siendo testigos y protagonistas de cambios comunicacionales en temas de género. En la vida diaria y en televisión ya no se pueden decir ciertas frases o expresiones que estigmatizan a las mujeres y dan cuenta de una clara violencia. Los estereotipos, en buena hora, están siendo discutidos. Celebramos estos avances y nos preguntamos, ¿cuándo seremos capaces de cuestionar los discursos que nos invitan a negar la edad y el paso del tiempo? La concepción naturalizada de las personas viejas plantea que la vejez no es bella y activa como la juventud, entonces, “no es correcto mostrar ese cuerpo lleno de arrugas y marcas que, encima, carece de sensualidad y sexualidad. ¿Cuándo vamos a deslegitimar esos “mandatos” que desempoderan y conducen a las mujeres a luchar contra el proceso de envejecimiento en vez de acompañarla con madurez y aceptación?

En un contexto demográfico que nos advierte sobre la feminización de la vejez en Argentina y en el mundo, es fundamental proclamar por nuevas representaciones de las mujeres mayores. El análisis de los monitoreos 2016-2017 de los noticieros televisivos de los canales de aire de CABA realizado por la Defensoría del Publico señala algunas acciones comunicacionales que conviene desarmar. Esto es, la “universalización del abuelazgo” -las mujeres parecen ser sólo y todas abuelas-; la ausencia de lenguaje de género e inclusivo, porque aun cuando se habla de mujeres, los titulares dicen “Abuelos” y la centralización de la información en el marco de noticias policiales o asuntos previsionales que enfatizan las necesidades y no los derechos. Asimismo, el informe remarca que “los cuerpos femeninos que se muestran están cargados de debilidad”. En TV, “la vejez parece condenar a las mujeres al deterioro (…), a ser “abuelas y jubiladas con cuerpos frágiles y vulnerables”.

Por todo esto, hoy, 8 de marzo, proclamamos el cuestionamiento a los discursos anti edad, la visibilización de los cuerpos y la construcción de nuevas representaciones sociales y mediáticas de las mujeres mayores. Su emergencia permitirá, sin duda, el empoderamiento de las actuales mujeres mayores, pero también de las nuevas generaciones de mujeres que irán envejeciendo sin temor a las arrugas y a la vejez.

Foto: Zulma Recchini. Del Libro “Biografías. Grandes mujeres”.

© 2018 ALGEC - Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?